Eneldo

Características de la planta

El eneldo es una planta aromática muy extendida en la cocina y cuyo uso es particularmente apreciado gracias a las propiedades beneficiosas que ofrecen las partes aéreas de esta planta. Es una planta perteneciente a la familia Ombrelliferae, procedente de la India. Su aspecto es similar al del hinojo y el anís, pero se caracteriza por la presencia de pequeñas flores amarillas y por un sabor aromático y picante, más intenso que el de las otras dos plantas mencionadas. Las hojas no sólo son ricas en propiedades beneficiosas: las semillas de esta planta se utilizan también comúnmente en la cocina, lo que facilita aún más la explotación de este recurso natural versátil. Con un poco de atención, el eneldo también se puede cultivar en el ambiente doméstico, para que sus hojas frescas estén siempre disponibles. Las semillas, a diferencia de las hojas, sólo se utilizan secas: frescas, de hecho, tienen un olor y sabor claramente desagradables. Como prueba de la eficacia de sus propiedades, el eneldo se ha utilizado desde tiempos remotos: ya en la antigüedad se utilizaba para dar sabor al pan, una tradición que se ha mantenido viva hasta nuestros días. Posteriormente, el uso del eneldo se extendió como especia para huevos, pescado, patatas, sopas y recetas con diversos tipos de ingredientes.

Planta de eneldo

Propiedades beneficiosas del eneldo

 El eneldo no sólo tiene un sabor fuerte y característico, sino también varias propiedades beneficiosas que enriquecen su valor y fomentan su uso en la cocina. El eneldo es, en primer lugar, un aliado del estómago y del tracto intestinal: es una sustancia carminativa y antiespasmódica, útil para intervenir con remedios naturales contra el dolor y los espasmos ligados a cólicos o calambres estomacales. También se utiliza para combatir la halitosis. El eneldo es también diurético y purificante para el cuerpo: su utilización en un régimen desintoxicante favorece la purificación de las toxinas y la eliminación de la celulitis, ligada a la acumulación de líquidos en exceso. Promoviendo la digestión, el eneldo también puede ser utilizado para la preparación de infusiones  de hierbas para tomar después de las comidas y, sobre todo, antes de irse a dormir, para un sueño reparador y no alterado por ninguna dificultad digestiva. En forma de envolturas, sin embargo, el eneldo se utiliza como ingrediente básico para envolturas de uñas completamente naturales, que están reforzadas y son menos propensas a la descamación.

Eneldo en la cocina

Los envases y los tés de hierbas son herramientas preciosas para combatir los pequeños desórdenes corporales de forma natural, pero el uso del eneldo no termina aquí: este elemento increíblemente versátil es también una especia muy sabrosa que encuentra su máxima difusión en la cocina, ayudando a enriquecer las comidas no sólo de salud, sino también de sabor. Es difícil identificar sólo unas pocas áreas en las que se pueda utilizar el eneldo, ya que las diferentes tradiciones europeas e indias tienen muchos usos diferentes. Por ejemplo, el eneldo es ampliamente utilizado en el norte de Europa para dar sabor a las verduras en aceite, pescado y, especialmente, salmón, huevos, patatas y sopas. En Grecia, sin embargo, no es raro encontrar el pan de eneldo, como se usaba hace siglos y siglos. El eneldo también se encuentra en las legumbres o como agente aromatizante para quesos como el feta. El espolvorear el eneldo puede enriquecer incluso platos muy sanos como verduras hervidas o carnes a la parrilla. El eneldo atraviesa todas las fases de la comida: no es infrecuente incluso como ingrediente principal para la preparación de licores digestivos, o aceite de oliva y vinagre en versión aromatizada: el sabor intenso lo convierte en un ingrediente inmediatamente reconocible y apreciable en diferentes formas y usos, mientras que su propio beneficio sólo puede considerarse un valor añadido.

Detalle de hija y flor de eneldo

Contraindicaciones

A pesar de los muchos aspectos positivos del eneldo, es necesario prestar atención a algunos efectos secundarios que podrían causar problemas a los sujetos particularmente sensibles. El eneldo debe evitarse en caso de hipersensibilidad a sus ingredientes activos, resultando en una reacción alérgica que puede ser incluso violenta. Esta sustancia también debe ser evitada por todas las mujeres embarazadas y en período de lactancia, así como por aquellas que sufren de ansiedad y epilepsia. Precisamente porque tiende a bajar la presión, el eneldo está contraindicado para aquellos que ya se caracterizan por una baja presión, mientras que en verano hay que tomar muchas precauciones cuando se preparan para una larga exposición al sol: en este caso el eneldo puede hacer que la piel sea demasiado sensible y causar efectos secundarios desagradables. Por la misma razón, se debe evitar el eneldo durante los períodos de uso de medicamentos con efectos fotosensibilizantes. Para todos los demás, la ingesta puede llevarse a cabo de forma tranquila, cumpliendo con las dosis recomendadas: es mejor no exceder los tres gramos de semillas por día y los dos tés de hierbas por día, alternando períodos de no ingesta.